Microdose 7: La caída de la no tan estable moneda UST y el laboratorio con mayor promesa en el…

Share:

UST es una criptomoneda estable o stablecoin descentralizada y algorítmica creada en la blockchain de Terra. UST se creó con el objetivo de expandirse por todo el ecosistema criptográfico y convertirse en la moneda estable más utilizada en el mundo, que, hasta hace unos días, se encontraba en trayecto de lograr su cometido.

Cuando decimos que UST es una “criptomoneda estable”, nos referimos a que su precio está “fijado” al precio del dólar o cualquier otra moneda fiduciaria como el euro o la libra, por ejemplo. De esta forma, en lugar de exponer nuestro capital a proyectos cuyos precios son tan volátiles debido a lo naciente del ecosistema, con stablecoinscomo UST podemos manteneros “seguros” de que la moneda siempre mantendrá el valor del dólar. Este tipo de monedas son muy utilizadas por los inversionistas cripto que no quieran “desencriptar” su dinero en momentos de volatilidad.

Ahora bien, para que la UST tienda a mantener esta paridad con las monedas fiduciarias son necesarios dos factores:

· Un activo o canasta de activos que dan valor a esta moneda estable.

· Un mecanismo para ajustar o mantener el “peg” o paridad con el dólar en tiempos de volatilidad.

UST se componía por ambos factores, pero de una manera peculiar que le otorgaba la categoría de stablecoin“descentralizado”.

En el mundo de las monedas estables, hay dos grupos: centralizadas y descentralizadas.

La diferencia radica en cómo estas monedas crean o adquieren el “respaldo” o colateral financiero que les permite alcanzar la paridad 1 a 1 con su respectiva moneda fiduciaria.

Las monedas estables centralizadas son gestionadas por empresas que aseguran que por cada unidad emitida tienen un dólar depositado en una cuenta bancaria o un activo que represente el equivalente valor como por ejemplo bonos del estado. Las monedas más grandes de esta categoría son USDT, USDC y BUSD. Debido a los activos financieros en los que se respaldan estas monedas, son altamente reguladas. En efecto, ha surgido critica ya que los bancos tradicionales son quienes hoy gestionan estos proyectos, convirtiéndolas en dólares digitales.

Las monedas estables descentralizadas no tienen empresas detrás y no existen regulaciones o son prácticamente nulas. ¿Por qué es esto? Porque su valor está respaldado por otras criptomonedas y funcionan con mecanismos algorítmicos (código) para que funcionen debidamente. UST no solo se encuentra en esta categoría, sino que también la lideró. Sin embargo, fue la stablecoin “DAI” la pionera.

DAI está fijada al dólar y obtiene su respaldo financiero a través de diferentes criptomonedas bloqueadas en contratos inteligentes que le permiten ser emitida.

Terra (UST) y Luna (LUNA): Las dos monedas del protocolo de Terra.

Al igual que DAI, UST no requiere de un dólar en una cuenta bancaria ni el permiso de una empresa para ser emitida, pero a diferencia de DAI no existe una variedad de criptomonedas que mediante el bloqueo en un contrato inteligente permite crearla. En este caso, solo utilizan la moneda del blockchain de Terra: LUNA. Es como si DAI, al ser una moneda del ecosistema de Ethereum, solo fuese respaldada por la criptomoneda ETH.

Dividamos toda la economía de Terra en dos grupos: uno para Terra y otro para Luna. Para mantener el precio de Terra, el grupo de suministro de Luna se suma o resta del de Terra. Los usuarios queman Luna para generar Terra y queman Terra para generar Luna, todos incentivados por el sistema algorítmico del protocolo.

Para crear UST es necesario quemar la misma cantidad, en términos nominales de LUNA.

· Si LUNA cotiza a $1.000, para crear 2.000 unidades de UST debemos “quemar” 2 unidades de LUNA.

· Con LUNA cotizando a 100, para crear 100 unidades de UST debemos “quemar” 1 unidad de LUNA.

A medida que se quema más LUNA, se vuelve más escaso y su precio, si se requiere, aumenta, por lo que LUNA en todo momento debería capturar el valor de mercado de UST para que el sistema algorítmico funcione debidamente. En consecuencia, UST está completamente expuesta al valor de LUNA.

Sin embarogo, Terraform Labs, los creadores de Terra compraron grandes cantidades de Bitcoin para sobre-respaldar UST en caso de un malfuncionamiento del algoritmo. En efecto, con la caída violenta del mercado, el algoritmo no logró mantener la paridad con el dólar y empezó una venta masiva tanto de UST como de LUNA. Al perder la paridad con el dólar, muchos tenedores de UST convirtieron la moneda en nuevas unidades de LUNA, aumentando la oferta y bajando el precio. Consecuente, se empieza a vender LUNA debido a la caída de precio, acompañada a la situación macro del mercado y empieza una espiral tanto en venta de UST como de LUNA. Ergo, un fallo descomunal en el sistema algorítmico. Para lograr restaurar la paridad al dólar, Luna Guard Foundation (LGF) encargada del funcionamiento de LUNA, vendió sus reservas de Bitcoin, pero sin resultados positivos.