Lo que aprendí durante mi primer año invirtiendo

Share:
Indexes
  1. 1. Evita comprar aquello que no necesites
  2. 2. La inflación esta matando tus ahorros
  3. 3. La bolsa no tiene porque ser un casino
  4. 4. Diversificar es la clave

Algo de lo que me di cuenta durante my carrera profesional es que, si todo va bien, en algún momento debería estar ganando más de lo que necesito para vivir. Esto paso hace algo más de un año.

Nota: este articulo es una traducción al español de uno de mis posts antiguos.

Llegado este punto, me preocupaba tener unos pocos miles de euros parados en mi cuenta bancaria, donde iría añadiendo algo de ahorro cada mes, e iría creciendo y acabaría aun mas parado.

Este hecho fue el detonante para empezar a preocuparme en hacer algo con ese dinero parado. De este modo empezaron mis aventuras en el mundillo de las inversiones, prácticamente sin darme cuenta, cuando busque en Google: “Que hacer con mi dinero parado”.

Empieza a cambiar como tratas tu dinero

Después de dar vueltas por varios artículos en internet, algunos términos ya me sonaban de algo: trading, bolsa, dividendos, criptomonedas, etc.

Por aquel entonces yo ya tenia unos “certificados” de acciones de una bolsa interna de la empresa para la que trabajaba, que me estaban arrojando unos dividendos de aproximadamente unos 300 euros anuales. Gracias a esto, empecé a fantsear con cuanto dinero debería tener invertido en ese producto para sacar en dividendos un salario extra anual, o incluso uno mensual.

Spoiler: Normalmente es una cantidad ingente de dinero, pero bueno, ya llegaremos. Con tiempo y paciencia.

La parte buena es que al menos eso también me ayudo a darme cuenta que debía empezar cuanto antes a hacer algo al respecto.

Gracias a todo este proceso acabé adentrándome aun mas en la madriguera de la inversion y las finanzas personales, lo que me recompensó con un nuevo termino que cambiaría radicalmente mi manera de pensar y ver el dinero, además de modificar mi plan de ahorro: la independencia financiera.

Descubrir que se puede vivir sin tener que preocuparse por el dinero empezó a hacer girar los engranajes en mi cabeza y empecé a devorar libros y blogs de gente que estaba en el mismo camino en el que yo pensaba embarcarme.

Después de gran parte de esa lectura, estos fueron los puntos clave que hicieron que empezase a moverme:

1. Evita comprar aquello que no necesites

Parece obvio, pero, el tema es que ganar más dinero suele ser más difícil que controlar mejor tus gastos. Haciendo esto, lo que conseguimos es maximizar el dinero que ahorraremos cada mes(para poder invertirlo). El minimalismo es un movimiento que va acorde a este punto, pero hay millones de técnicas que puedes ayudarte con esto, cómo tener un control de gastos y hacer presupuestos para ser capaz de ver dónde puedes reducir gastos.

Por ejemplo, intenta evitar ese cafetito o bocadillo que compras por las mañanas de camino a la oficina.

2. La inflación esta matando tus ahorros

En economía, la inflación es el aumento generalizado y sostenido de los precios de los bienes y servicios durante un determinado período de tiempo

Lo que significa que:

La cantidad absoluta de dinero que tienes, cada año reducirá su poder adquisitivo, y podrás comprar menos cosas con la misma cantidad de dinero.

En España, la inflación interanual suele rondar el 2–3% de media, lo que significa que si tienes 10.000 euros en el banco, a final de año, habrás perdido 200–300 euros, cada año. Si la inflación se dispara, aun perderás más poder adquisitivo. Esto es horrible.

Al final, todo el dinero que tengas parado, es dinero que te hace perder más dinero (ya que si no lo tuvieras, no lo perderías). No tiene sentido, lo sé. Así es la vida y la economía.

3. La bolsa no tiene porque ser un casino

Aunque la bolsa, en términos generales, es impredecible, los estudios académicos nos dicen que una cartera bien diversificada tiende siempre a la alza en el largo plazo. Y cuando digo largo plazo, me refiero a periodos de 10, 15 o 20 años. Lo que significa que aunque nos enfrentemos a una o varias crisis (estadísticamente ocurre una cada 10 años, mas o menos), si eres paciente, tu dinero solo va a crecer.

Podemos mitigar el riesgo y la volatilidad de una cartera de acciones bien diversificada si nos estamos quietos y no tocamos la inversion en un periodo largo de tiempo.

Cuanto más tiempo estes invertido, más probable es que salgas en positivo. Así que empieza pronto y no vendas en caídas.

4. Diversificar es la clave

Si te has fijado, en el punto anterior estábamos hablando de “cartera diversificada”. Básicamente, diversificar nos permite diluir el riesgo de nuestras inversiones, de modo que si una parte cae, no lo hará todo la cartera, y habra otra parte de la cartera que compensara esa caída.

No solo puedes diversificar en bolsa (invirtiendo en diferentes países, regiones, economías, tipología de empresas), sino que también puedes invertir en otros activos como el oro, criptomonedas, prestamos colectivos o inmobiliario. Incluso hay oportunidades de invertir en agua, o incluso, whiskey (aunque no voy a entrar en si estas son buenas o malas inversiones).

Diversificar ayuda a minimizar perdidas, aunque también suele suavizar las ganancias. La teoría de carteras es el conjunto de técnicas para diversificar una cartera de modo que consiga un comportamiento especifico.

Como hay infinidad de productos donde puedes poner tu dinero, mejor aprovecharlo para diversificar. Cuanto menos correlacionados estén esos productos, mejor.

Si elegimos productos con una correlación baja, ayudamos a reducir el riego de la cartera, de modo que cuando uno de ellos baja, el otro sube y compensa. Por ejemplo, es muy común diversificar acciones de bolsa con bonos, ya que ambos históricamente tienen una baja correlación entre ellos.

En resumen, cuando quieras invertir, y especialmente si buscas la independencia financiera, deberías tener en cuenta también lo siguiente, y en este orden:

  1. Su salud física y mental
  2. Tu educación financiera
  3. Tus habilidades profesionales

El orden es importante, ya que si no tienes salud, poco podrás hacer con tu dinero y tu tiempo libre. Lo siguiente es mejorar tu educación financiera para mejorar tu capacidad de generar y retener el dinero mediante tu propio dinero, y finalmente tus habilidades profesionales, ya que estas son las que te van a hacer ganar ese dinero inicial que rápidamente se pondrá a trabajar para ti.

Todo esto que has leído son las lecciones condensadas que aprendí durante mi primer año invirtiendo y las que deberías tener en cuenta si quieres conseguir la la independencia financiera, o las siglas en inglés, FIRE (fuego).

Financial Independence, Retire Early — Independencia financiera, jubilarse pronto