Empresas MSG y B Corp: Nuevas formas de inversión y desarrollo empresarial

Share:
Santiago Papazian- Coordinador Ejecutivo de UNAJE- Estudiante de la Licenciatura en Economía UBA

La pandemia junto con la crisis sanitaria, puso de relieve la necesidad de un cambio importante en muchas esferas de la vida.

En este sentido los desafíos ambientales y sociales han cobrado visibilidad para toda la sociedad y los empresarios jóvenes de todo el mundo pueden desempeñar una función importante para reconstruir un mundo mejor. Desde ya hace algunos años hay un reconocimiento cada vez mayor del poder del capital del sector privado para lograr externalidades positivas en la sociedad.

Hoy en día los activos sostenibles1 de todo el mundo representan más de $35 billones, diez veces más que el monto invertido en 2004. En este cambio de paradigma donde se busca obtener simultáneamente retornos económicos y beneficios sociales lo llamamos “Invertir con un propósito” (IWP). El impacto de esta transformación la podemos dividir en tres categorías:

· Medioambiente

· Sociedad

· Gobernanza.

Desde hace algunos años, los consumidores más jóvenes, en particular, muestran interés en invertir su dinero en aquellas iniciativas que se encuentran alineadas a sus principios. Por lo tanto, las categorías antes mencionadas son una forma cada vez más atractiva en la que los inversionistas evalúan a las empresas en las que podrían querer invertir. Por otro lado, existen diversos estudios que evidencian que estas empresas tienen rendimientos similares a las estrategias convencionales de operación e incluso podrían tener mejores resultados.

Por citar un ejemplo, una encuesta a administradores de activos llevada a cabo en 2018 por profesores de Harvard Business School mostró que más del 80 % ahora tienen en cuenta criterios Medioambientales, Sociales y de Gobernanza (MSG)2 al tomar decisiones de inversión y no solo lo hacen debido a la exigencia creciente de sus clientes, sino porque ellos mismo creen que la información de MSG es esencial para el rendimiento de las inversiones.

Otro enfoque correlacionado con los criterios utilizados por las empresas MSG es el de las Empresas B Corp.

El Sistema B es una organización que tiene como objetivo un sistema económico inclusivo, equitativo para todas las personas y para el medioambiente. Sistema B tiene como fin redefinir la dirección del éxito en la economía y en las empresas.

Para lograr esta transformación es necesario que las empresas consideren sus impactos socio-ambientales cuando miden sus indicadores financieros y de gestión.

Además, al igual que las MSG, tiene como regla promover la transparencia en las operaciones de las empresas y por eso desarrolla anualmente un reporte de gestión en donde comparte sus objetivos, procesos y logros.

Es decir, las Empresas B Corp amplían el deber fiduciario de sus accionistas y gestores para incluir los intereses de los trabajadores, las comunidades y el medio ambiente, en sus estatutos y en otras herramientas de gobernanza, permitiendo que la gerencia y el directorio puedan equilibrar el conjunto de intereses externos de largo plazo, con los retornos financieros de corto plazo de sus accionistas.

Las empresas que conforman este sistema, miden su impacto social y ambiental y de gobernanza usando como métricas e indicadores la evaluación del Impacto B y se comprometen de forma institucional y legal a tomar decisiones considerando las consecuencias de sus acciones a largo plazo en la comunidad y el ambiente.

A enero 2021 existen 3.720 Empresas B Corp en más de 150 industrias y 71 países de todo el mundo.

En 2020, las Empresas B Corp de Argentina contaron con un total de 7.712 empleados y lograron una facturación total acumulada de más de usd $600.000.0003.

Desde UNAJE se están generando grandes incentivos al desarrollo de Empresas B Corp en el país, mediante cursos y eventos de gran significancia para generar políticas dentro de las empresas que permitan mejoras tanto internas como externas en lo que respecta a temas medioambientales, de gobernanza y no menos importante de las condiciones laborales y del trato hacia los consumidores.

Claramente se evidencia en las Compañías un avance significativo hacia modelos de negocios en los cuales se incorporan políticas de Responsabilidad Social Empresaria. Las Empresas B Corp, se proponen desarrollar prácticas innovadoras y transformadoras de la cultura empresarial colocando las preocupaciones sociales y ambientales en un lugar central.

La expansión del Sistema B resulta más que nada factible para el de PYMES que cuentan con mayor flexibilidad para realizar las trasformaciones necesarias sin que esto implique afectar sus niveles de rentabilidad. Pero también pueden generar en términos de eficiencia económica y productividad grandes mejorías en empresas de mayor porte económico

Las Empresas B Corp constituyen entonces un ejemplo de cómo el sector privado joven puede desempeñar un papel protagónico en la solución de los problemas sociales y ambientales, lo que no exime al Estado de su responsabilidad primaria en el abordaje de estos temas.

Anexos y notas al pie

1Activos sostenibles son aquellos que están correlacionados con empresas que generan mediante su producción impactos positivos a nivel medioambiental, Social y de Gobernanza

2 En ingles conocidas ESG: Enviromental Social and Governance

3 Datos tomados de “Tercer Sector Datos Para Cambiar Al Mundo”

Santiago Papazian- Coordinador Ejecutivo de UNAJE- Estudiante de la Licenciatura en Economía UBA