Empresas ESG y Empresas B Corp: Nuevas formas de inversión y desarrollo empresarial

Share:
Santiago Papazian- Coordinador Ejecutivo de UNAJE- Estudiante de la Licenciatura en Economía UBA
Santiago Papazian- Coordinador Ejecutivo de UNAJE- Estudiante de la Licenciatura en Economía UBA

Empresas ESG

Ante la pandemia junto con la crisis sanitaria, puso de relieve la necesidad de un cambio importante en muchas esferas de la vida.

Creemos desde UNAJE, que los empresarios jóvenes de todo el mundo pueden desempeñar una función importante para reconstruir un mundo mejor. Desde ya hace algunos años hay un reconocimiento cada vez mayor del poder del capital del sector privado para lograr externalidades positivas en la sociedad.

Hoy en día los activos sostenibles1 de todo el mundo representan más de $35 billones, diez veces más que el monto invertido en 2004. A este afán de obtener simultáneamente retornos económicos y beneficios sociales lo llamamos “Invertir con un propósito” (IWP). El cambio positivo de la sociedad que se procura obtener con IWP cae en tres categorías:

· Medioambiente

· Sociedad

· Gobernanza.

A este tipo de empresas se las conoce como ESG ( Enviromental, Social and Governance)

Los criterios ESG son un conjunto de pautas para las operaciones de una compañía que los inversionistas con conciencia social utilizan para decidir entre distintas inversiones potenciales.

· Por un lado, tenemos, los criterios medioambientales consideran cómo una compañía se desempeña como protector de la naturaleza.

· Los criterios sociales examinan cómo maneja las relaciones con sus empleados, proveedores, clientes y las comunidades donde opera.

· La gobernanza tiene que ver con los líderes de la compañía, el pago a los ejecutivos, auditorías, controles internos y derechos de los accionistas.

Desde hace algunos años, los inversionistas más jóvenes, en particular, muestran interés en invertir su dinero en lo que corresponde a sus principios. Por lo tanto, los criterios ESG son una forma cada vez más atractiva en la que los inversionistas evalúan a las empresas en las que podrían querer invertir.

Ya es un dato que los traders están incorporando cada vez más los factores ESG en sus análisis de los mercados de deuda y de acciones. Esto se debe a que varios estudios han mostrado que las inversiones ESG pueden tener rendimientos similares a las estrategias convencionales de inversión e incluso podrían tener mejores resultados.

Por citar un ejemplo, una encuesta a administradores de activos llevada a cabo en 2018 por profesores de Harvard Business School mostró que más del 80 % ahora tienen en cuenta criterios ESG al tomar decisiones de inversión y no solo lo hacen debido a la exigencia creciente de sus clientes, sino porque ellos mismo creen que la información de ESG es esencial para el rendimiento de las inversiones.

Por otro lado, Según los Flujos Globales de Fondos Sostenibles de Morningstar2 para el segundo trimestre de 2020, hubo más de 3400 fondos mutuos de capital variable3 y fondos cotizados en bolsa (ETF)4en todo el mundo que usan los criterios ESG como parte clave de su proceso de selección de títulos y/o para indicar que buscan temas relacionados con la sostenibilidad. Sin embargo, no todos los tipos de inversiones sostenibles y sociales son iguales.

Por otro lado, tenemos los fondos mutuos clasificados por impacto presentan otra opción para los inversionistas. Aquí encontramos que es importante distinguir entre fondos mutuos de impacto/tema o de mercado privado.

El término “inversión de impacto” a menudo se usa para referirse a fondos privados que generalmente tienen inversiones en compañías y proyectos con responsabilidad social a través de colocación particular como, por ejemplo:

· Préstamos directos,

· Capital de riesgo

· Capital privado.

Aunque los fondos privados también presentan oportunidades para los inversionistas participen, quizás esta opción a menudo les ofrezca menos liquidez y requiera un horizonte más largo que los fondos cotizados en bolsa.

Pero los fondos mutuos de impacto invierten en una gran variedad de temas bien definidos, buscando generar externalidades positivas y el medioambiente junto con los retornos económicos. Esto se logra buscando activamente compañías con una misión de lograr por sobre todo una misión social. Estas estrategias pueden centrarse en bonos verdes, cuyas ganancias se usan para proyectos sostenibles como, por ejemplo, infraestructura, o acciones en compañías cuyos productos o servicios contribuyen a la sociedad de forma positiva. Cabe destacar que el desempeño de estas compañías a menudo se mide no solo por las utilidades o pérdidas que tengan sino también por el impacto social positivo.

Otra opción que tienen los inversionistas son los fondos del Sector sostenible. Además de considerar los retornos económicos y la adhesión a los principios ESG, los administradores de inversiones del Sector sostenible seleccionan a compañías que están implementando soluciones en sus modelos de negocio que favorecen a un sector o causa en particular. Estos fondos centran su atención en compañías que contribuyen y esperan beneficiarse con la transición hacia una “economía ecológica” y normalmente se centran en áreas como recursos renovables, eficiencia energética, servicios medioambientales, agua y bienes raíces verdes5.

Por último, los inversionistas deberían tener presente los fondos de Consideración de ESG. Estas estrategias habitualmente no usan filtros excluyentes, análisis de impacto o participación de accionistas como una parte formal del proceso. Como resalta Morningstar en su marco de fondos ESG: “ESG no es central para sus estrategias ni en la etapa de selección de títulos ni de conformación de la cartera. Es mejor concebirlos simplemente como fondos que consideran que la información de ESG es relevante para un proceso cabal de inversión”

Empresas B Corp

Otro enfoque muy parecido y correlacionado con los criterios utilizados por las empresas ESG es el de las Empresas B Corp.

El Sistema B es una organización que tiene como objetivo un sistema económico inclusivo, equitativo para todas las personas y para el medioambiente. Sistema B tiene como fin redefinir la dirección del éxito en la economía y en las empresas.

Para lograr esta transformación es necesario que las empresas consideren sus impactos socio-ambientales cuando miden sus indicadores financieros y de gestión.

Además, al igual que las ESG, tiene como regla promover la transparencia en las operaciones de las empresas y por eso desarrolla anualmente un reporte de gestión en donde comparte sus objetivos, procesos y logros.

Es decir, las Empresas B Corp amplían el deber fiduciario de sus accionistas y gestores para incluir los intereses de los trabajadores, las comunidades y el medio ambiente, en sus estatutos y en otras herramientas de gobernanza, permitiendo que la gerencia y el directorio puedan equilibrar el conjunto de intereses externos de largo plazo, con los retornos financieros de corto plazo de sus accionistas.

Las empresas que conforman este sistema, miden su impacto social y ambiental y de gobernanza usando como métricas e indicadores la evaluación del Impacto B y se comprometen de forma institucional y legal a tomar decisiones considerando las consecuencias de sus acciones a largo plazo en la comunidad y el ambiente.

A enero 2021 existen 3.720 Empresas B Corp en más de 150 industrias y 71 países de todo el mundo.

En 2020, las Empresas B Corp de Argentina contaron con un total de 7.712 empleados y lograron una facturación total acumulada de más de usd $600.000.0006.

Desde el Ministerio De Desarrollo Humano Del Gobierno De La Ciudad De Buenos Aires y desde UNAJE se están generando grandes incentivos al desarrollo de Empresas B Corp en el país, mediante cursos y eventos de gran significancia para generar políticas dentro de las empresas que permitan mejoras tanto internas como externas en lo que respecta a temas medioambientales, de gobernanza y no menos importante de las condiciones laborales y del trato hacia los consumidores.

Reflexiones Finales

Debido a las complejidades de un marco completo de ESG no se conoce a ciencia cierta cuál es el costo monetario real de su adopción a cualquier nivel (empresarial, industrial, regional o global).

Igualmente, la evidencia sugiere beneficios para los inversionistas. Durante 2019, el Índice S&P 500 ESG tuvo un resultado levemente superior al S&P 500 (1%). Al final de julio del 2020, el Índice ESG superó el resultado de su par tradicional en un 2%. Una estrategia de inversión alineada con los objetivos de sostenibilidad a largo plazo de los gobiernos y de los inversionistas individuales por igual puede presentar oportunidades dentro del contexto de una cartera diversificada. En última instancia, ESG podría ser una alternativa atractiva a largo plazo para inversionistas que buscan diversificarse de los factores tradicionales o para aquellos que buscan exposición a los cambios seculares en los patrones de demanda de los consumidores y cambios regulatorios.

En lo que respecta a los Sistemas B constituyen un fenómeno emergente con un considerable potencial de crecimiento económico. Este potencial se enmarca en un contexto donde cada vez se demanda más compromiso del sector privado y sobre todo de los jóvenes empresarios argentinos, en temáticas sociales ambientales y de gobernanza.

Claramente se evidencia en las Compañías un avance significativo hacia modelos de negocios en los cuales se incorporan políticas de Responsabilidad Social Empresaria. Las Empresas B Corp, se proponen desarrollar prácticas innovadoras y transformadoras de la cultura empresarial colocando las preocupaciones sociales y ambientales en un lugar central.

La expansión del Sistema B resulta más que nada factible para el de PYMES que cuentan con mayor flexibilidad para realizar las trasformaciones necesarias sin que esto implique afectar sus niveles de rentabilidad. Pero también pueden generar en términos de eficiencia económica y productividad grandes mejorías en empresas de mayor porte económico

Las Empresas B Corp constituyen entonces un ejemplo de cómo el sector privado joven puede desempeñar un papel protagónico en la solución de los problemas sociales y ambientales, lo que no exime al Estado de su responsabilidad primaria en el abordaje de estos temas.

Anexos y notas al pie

1Activos sostenibles son aquellos que están correlacionados con empresas que generan mediante su producción impactos positivos a nivel medioambiental, Social y de Gobernanza

2Morningstar es una empresa estadounidense que brinda servicios financieros. Básicamente es un proveedor de análisis y evaluaciones de productos financieros.

3Un fondo de capital variable es una cartera colectiva de inversiones que puede emitir y canjear acciones en cualquier momento. Un inversionista generalmente compra acciones en el fondo directamente del administrador del activo, en lugar de comprarlas a otros accionistas. Estas acciones se cotizan a diario, en función de su valor de activo neto (VAN) actual. Son casi siempre estrategias activamente administradas, lo cual significa que un administrador o equipo de gestión toma decisiones acerca de la distribución de activos del fondo.

4Un fondo cotizado en bolsa o ETF (También conocido como Exchange trading found) es una canasta de títulos valores que se comercializan en mercados bursátiles de forma muy similar a las acciones. Un ETF está compuesto de activos como acciones, productos básicos o bonos que a menudo pueden ser un índice subyacente, aunque pueden invertir en distintos sectores industriales o usar diversas estrategias. Al igual que las acciones, la cotización de las acciones de ETF cambian en función de la oferta y la demanda. Los ETF son generalmente estrategias pasivamente administradas, lo cual implica que simplemente reflejan el desempeño de un índice específico de mercado. No cuentan con un equipo de gestión que toma decisiones de inversión.

5Los bienes raíces verdes exigen que los proyectos de renovaciones y nuevas construcciones se lleven a cabo teniendo muy presente que la edificación debe mantener el entorno biológico y se debe optar por materiales de construcción preferibles para el medioambiente. Estas construcciones buscan mejorar los hogares y edificios para el máximo bienestar y salud del medioambiente y de los ocupantes. Los bienes raíces verdes se manifiestan de distintas formas (como eficiencia energética y de agua, reducción de desperdicios y tóxicos), pero en general se basan en multiplicadores de soluciones: los atributos de un proyecto que ofrece beneficios adicionales que, en última instancia, reducen el impacto medioambiental del proyecto.

6 Datos tomados de “tercer sector datos para cambiar al mundo”

Santiago Papazian- Coordinador Ejecutivo de UNAJE- Estudiante de la Licenciatura en Economía UBA
Santiago Papazian- Coordinador Ejecutivo de UNAJE- Estudiante de la Licenciatura en Economía UBA