El futuro de las Stablecoins tras la caída de UST

Share:
Indexes
  1. Las stablecoins son la principal amenaza a los bancos centrales y dinosaurios financieros
  2. Impacto de los eventos en las stablecoins colaterizadas por dólares
  3. Impacto en stablecoins algorítmicas

La memoria colectiva es frágil y tiende a olvidar cómo nuestro sistema monetario fue creado. Hasta el 1973, el dólar estaba colaterizado por oro y podías cambiar dólares por oro a una tasa fija. No fue sino por la presión de la segunda guerra mundial y el rápido crecimiento que vivió la economía americana post-guerra, que se tuvo que soltar la paridad de dólar a oro de forma definitiva. En un experimento sin precedente, Estados Unidos estaba generando la primera moneda del mundo moderno que mantenía reservas inferiores y no pareadas a un activo tangible.

Moviendonos menos de 50 años en el futuro, un experimento similar está ocurriendo en el mundo crypto, en dónde se están creando los primeros activos no colaterizados de la historia y muchos tienen susto de cómo este nuevo experimento va a terminar, y con justa razón.

La caída de UST y del ecosistema de Terra fue muy duro para el mercado crypto y para el mercado financiero en general. La caída borró $60 billones de USD directamente relacionados al ecosistema Terra, y provocó una caída de más de $300 billones de USD en todo el mercado crypto. Para tener una referencia, el PIB de Chile es de aproximadamente $250 billones de USD, por lo que todo Chile tendría que trabajar más de 1 año para pagar las caídas que se dieron en menos de 5 días tras la perdida de paridad de UST.

En la crisis sub-prime del 2008, cuando Lehman Brothers quebró y trajo consigo al sistema financiero, su capitalización bursátil era de aproximadamente $60 billones de USD, casi igual que Terra. Luego de esta caída, el mercado financiero cambió mucho, al igual que la mirada que los reguladores tenían sobre los mercados financieros. Si bien le penetración de Terra en el mercado financiero no es comparable con la de Lehman Brothers que provocó caídas de trillones de dólares en activos hipotecarios, igual es de esperarse que hayan repercusiones a la caída de UST y Terra que impacten a todo el ecosistema financiero.

Si tienes dudas de qué son las Stablecoins y de por qué son importantes para el mercado financiero, te recomiendo leer este post:

Impacto de los eventos en las stablecoins colaterizadas por dólares

Las stablecoins más grandes, USDC, USDT, y BUSD, junto a muchas otras más pequeñas, están respaldadas 1 a 1 con un dólar en el mundo real. Tras la perdida de paridad de UST, Janet Yellen, quien es la equivalente a la ministra de Hacienda de Estados Unidos, llamó a los reguladores a trabajar en legislación que mitigue los riesgos de estos nuevos productos financieros, utilizando Terra como ejemplo.

Esto pone en riesgo directamente a las stablecoins colaterizadas por el dólar, ya que al estar respaldados por activos tangibles y reales en la economía, Estados Unidos y otros países pueden imponer restricciones directas. No es claro hasta donde pueden llegar con la regulación, pero sí es de esperarse que este país exija reservas auditables por los reguladores y trazabilidad completa de sus movimientos, vinculando su entrada y salida al mundo crypto con identificación de personas reales, incluyendo la capacidad de congelar cuentas y fondos de clientes en caso de ser necesario.

Esto no es hipotético, países como Canadá ya han tomado acciones concretas, congelando activos y cuentas crypto, que marcan luces de cómo se espera que la regulación actúe frente a estos activos.

Esto puede generar un impacto muy grande en el mundo crypto, ya que le daría poder al regulador sobre los movimientos que tienen sus usuarios en mercados centralizados y descentralizados. Esto tendrá repercusiones positivas y negativas, dependiendo de por dónde lo mires. Por el lado positivo, mayor regulación permitirá mayor adopción de instituciones grandes del mercado financiero, cómo bancos de retail, bancos de inversión, compañías de seguro y de pensiones, entre muchas otras. Esto le dará liquidez y profundidad al mercado, sin perder las bondades que tienen los activos crypto en términos de trazabilidad (poder seguir todos los movimientos), componiblilidad (modularización y conexión con otros ecosistemas), velocidad y efectividad. De la misma manera, la capacidad de congelar cuentas y activos, reducirá actividad ilícitas asociadas con estos activos, ya sea en lavado de dinero o robo a través de hackeos.

Por el lado negativo, es altamente probable que estos activos pierdan popularidad en el mercado crypto tradicional, cuya razón de ser es crear un sistema descentralizado en donde los reguladores no puedan interferir. Sería de esperar entonces, que la innovación y extensibilidad de estas stablecoins colterizadas disminuya en el tiempo y pasen rápidamente a ser tecnologías legacy que sólo se utilizan como punto de entrada a mercados crypto, quedando rápidamente obsoletas.

No sería de extrañarse que países como Estados Unidos o Canadá, dictaminen qué stablecoins pueden comprar sus ciudadanos y cuáles no. Si bien esto es muy difícil de fiscalizar y ejercer, Estados Unidos ya tiene restricciones sobre ciertos activos cryptos y sus derivados, por lo que una extensión de estas restricciones sería esperada. Esto asusta mucho a los mercados crypto, siendo la principal razón de ser de porqué se crean stablecoins algorítmicas. Cómo dice el lema del ahora poco reputable fundador de Terra, una economía descentralizada necesita un stablecoin descentralizado.

Impacto en stablecoins algorítmicas

Las stablecoins algorítmicas son aquellas que mantienen su paridad por su construcción tecnológica, pero que no están directamente respaldadas por en sus reservas. UST era una stablecoin algorítmica, que mantenía su paridad dándole a cualquier persona la capacidad de arbitrar el mercado y obtener una ganancia si esa paridad se separaba.

El problema de estas monedas, es que se enfrentan a lo que se denomina el espiral de la muerte. Explicando este efecto en términos simples, en caso de una corrida bancaria y para mantener la paridad de su moneda estable, el protocolo debe generar inflación y reducir el valor de su patrimonio, generando mayor presión de la venta de sus monedas estables, produciendo un efecto recursivo y llevando al protocolo y a sus monedas estables a valer cero. Esto es exactamente lo que ocurrió con UST y con muchas otras monedas estables en el pasado.

En el caso de UST, que llegó a emitir en su punta más de $18 billones de UST, muchos creían que la usabilidad y profundidad de UST fuera del ecosistema de Terra llevaría a su estabilidad evitando el espiral. La teoría es simple, si una moneda es utilizada de forma transversal en la economía y fuera del ecosistema dónde fue creado, ésta tendrá un valor intrínseco al igual que divisas como el euro o el dólar. Sin embargo, si la presión de venta llega antes de la adopción masiva, el espiral de la muerte es casi imposible de detener.

Para evitar esto, Terra tenía a su disposición una reserva de $3 billones de dólares para mitigar el espiral de la muerte. Sin embargo, ya sea por negligencia, maldad o inviabilidad técnica, la implementación de dichos fondos no pudo evitar el final catastrófico de la moneda.

Dado lo que pasó con UST, las monedas estables algorítmicas han perdido mucha credibilidad, quedando impregnado en la memoria colectiva sus riesgos asociados. Es tanto así, que algunas llegaron a perder momentáneamente su paridad por el efecto de UST, aunque no estén directamente relacionadas.

Es de esperanrse entonces que otras stablecoins algorítmicas como USN, USX, USDD, MIM, FRAX, entre otras, tendrán un camino muy difícil para llegar a adopción masiva y pasar el espiral de la muerte.

Es esperable que los protocolos más sofisticas emitiendo monedas algorítmicas, como Tron que maneja USDD o Near que maneja USN, aprendan de los errores de Terra e implementen los siguientes cambios de forma conjunta:

  • Colaterización igual o superior al 100% de sus monedas estables en activos no correlacionados a su protocolo (ya sea con otras monedas estables o con otros activos crypto)
  • Colaterización igual o superior al 100% de sus monedas sobre el patrimonio del protocolo (capitalización bursátil de su token de gobernanza)
  • Mecanismos de creación de stablecoins que eviten inflación y pérdida de valor del protocolo, al hacer un “swap” de colateral por stablecoin en vez de una emisión de stablecoin o tokens de gobernanza.
  • Transparencia y auditoría externa de sus activos colaterizados
  • Mecanismos algorítmicos para canjear sus monedas estables por sus activos colaterizados fuera del protocolo
  • Procesos previamente aprobados y auditables de cómo actuar frente a eventos de pérdida de paridad

En otras palabras, es más probable que estas nuevas monedas se parezcan mucho más a la primera moneda algorítmica DAI, pero que su diseño algorítmico les de un espacio para crecer de forma más eficientes, sin tener que contar con una sobrecolaterización exagerada de sus reservas, cómo es el caso de DAI.

El futuro de las stablecoins

Creo firmemente que el caso de las stablecoins será parecido. Veo un camino claro para que las stablecoins algorítmicas tengan su espacio dominante en una economía digital, superando a las stablecoins colaterizadas con activos reales, ya que son más eficientes y permiten mantener la naturaleza de los mercados descentralizados, escalando de forma eficiente en la medida que la economía digital se expande.

Sin embargo, el camino para adelante será largo y tomará muchos años antes de que se adopten de manera masiva y superen a sus pares colaterizados. Al igual que con el oro y el dólar, las stablecoins tienen que generar años de confianza en sus instituciones y mecanismos antes de bajar sus colaterales y reservas. Sólo entonces podremos tener monedas algorítmicas realmente estables, una vez que su profundidad en la economía y mecanismos se hayan puesto a prueba de forma irrefutable, creando entonces un derivado de la política monetaria y fiscal de los países que permita ser implementada en los protocolos descentralizados.