De Luna a Terra Sin Despertar

Share:
Pixabay

Y no, no es un te lo dije. Tampoco haremos leña del árbol caído, ni ahora, sí veremos cosas malas. De Luna a Terra sin despertar, a ver si entendemos.

Porque cuando sigamos avanzando, irremediablemente la ruta será muchísimo más dura. Y esta evolución financiera tiene la obligación de encontrar su camino.

Lo que, si les voy a decir, es que, desde mis distintas tribunas a lo largo de estos años, lo he dicho. Esta industria, porque es una industria, debe asumir su espacio con criterio de realidades, no de ficciones ni utopías.

Asimilar que la política, la economía y las finanzas no son piezas independientes de un lego. Que los Estados no van a desaparecer y que un algoritmo no es la partícula de Dios.

En serio, deténgase por favor un momento, aparte un instante sus intereses y pensamientos. ¿Cómo le explicas a alguien que en 24 horas lo que valía 100 dólares ahora no vale nada?

De Luna a Terra sin despertar, porque la oferta ha sido un sistema financiero que te libere. Aparte, transparente, descentralizado, sin manipulación del Estado, etc.

Y no se limiten al título, este solo sirve para ilustrar el contexto. Bitcoin y las criptomonedas tienen muchas materias pendientes por resolver.

Pero cuando lo digo de manera directa, ya que no conozco otra, enseguida salen liebres de todos lados.

Desde el maximalismo de los bitcoiners, pasando por los que están dispuestos a vender su alma al diablo a cualquier postor. Como en el caso de mi país Venezuela.

Hasta los estafadores y archienemigos de las criptomonedas, que curiosamente se mimetizan en fronteras difusas y similares.

Eso sí, olvídense de los genios de ‘los mercados suben y bajan’, y claro, también de los profetas del fin del mundo.

A Terra sin despertar

Coloquemos ahora el contexto de los mercados financieros. Nasdaq ha retrocedido un 22%, se calculó “la pérdida de valor de capitalización de las empresas que en él cotizan, de alrededor de 5 billones (trillions) de dólares”.

Recordemos que en este mercado cotizan poderosas empresas tecnológicas, que ‘son las que hoy tienen más valor en la economía y que también son las que más han caído’.

Para buena parte de los analistas financieros esta caída generalizada, mas no homogénea, es causada por una diversidad de factores:

El alza de las tasas de interés en los Estados Unidos y las altas posibilidades de una recesión en este país.

La invasión rusa a Ucrania.

Las restricciones masivas por el retorno del Covid en China.

Tenemos entonces que las presiones inflacionarias y eventos globales, vuelven a poner a correr a los inversionistas.

Se huye del riesgo, y se refugian en los bonos y monedas fíat duras como el dólar.

De Luna a Terra sin despertar, porque la educación financiera en cripto es aun en extremo frágil.

En otras palabras, el mercado global frente a la volatilidad y la incertidumbre se resguarda en el ‘dinero por decreto’.

De tal forma, que hoy ni bitcoin ni las criptomonedas cumplen a buen termino ser un activo de resguardo. El mercado así lo demuestra, es una realidad.

Por supuesto que esta crisis, que aun no podemos calificarla como un crack bursátil, pasará. El tiempo de duración está por verse, pero todo apunta a que tendremos mas mercados bajistas y mas perdidas de valor de las criptomonedas.

Y efectivamente en el camino queda una estela de pérdidas para muchos, y oportunidades para los más fuertes.

De Luna a Terra sin despertar

Parados ahora frente a todo este escenario podríamos asomar cuatro elementos claves:

Mas allá de velas, soportes y resistencias, bitcoin esta ligado a políticas, hechos, especulaciones y movimientos al igual que los activos tradicionales.

Una drástica caída de bitcoin arrastra profundamente al resto de las cripto, sin importar proyectos en particular.

Las Stablecoin privadas sufren una preocupante pérdida de confianza.

Las finanzas descentralizadas siguen siendo un campo de experimentación, prueba y error.

Nuestra primera clave es primordial para que podamos tener claro los elementos para tomar decisiones.

Ignacio de la Torre, economista jefe de Arcano Partners:

“Las criptomonedas se han comportado con la exuberancia irracional de otros activos financieros, moviéndose al compás de lo que dictan los bancos centrales, a pesar de haber prometido que eran un activo descorrelacionado con el resto de los mercados financieros”.

Y ya, posiblemente en el futuro eso no sea de esa forma, pero sin lugar a duda hoy sí.

Cuando bitcoin sube, para nada lleva consigo al resto del mercado. Sin embargo, cuando es al contrario sí. Esta clave en particular nos da una señal de alerta muy importante.

El grueso de los inversionistas parece moverse hacia las altcoins como una forma de diversificar el riesgo, y buscar ganancias rápidas. Y cuando bitcoin baja salen muy rápido a liquidar sus posiciones alternas.

La utilidad, viabilidad o valor agregado que pueda dar un proyecto determinado, aparentemente no es lo primordial.

Por otra parte, la oferta de TerraUSD de una moneda estable descentralizada y algorítmica, con incentivos para los operadores e intercambios con su token hermano LUNA para mantener su vinculación, está en crisis.

Y la breve caída de Tether vuelve a demostrar el estrecho vínculo financiero global. De Luna a Terra sin despertar, es una riesgosa ruta.

Rutas de regulación

La capitalización del mercado de criptomonedas es reflejo natural de todo lo que ha pasado. Y esta industria debe definir sus próximos pasos con claridad.

En definitiva, ni Bitcoin ni las criptomonedas nacieron para convertirse en sectas financieras y utópicas.

La verdadera disrupción rompe esquemas desde las propias entrañas de lo que está cambiando.

Y la regulación ahora sufrirá una frenética aceleración por parte de todos. A pesar de saber que muchísimas veces quienes dicen actuar para defenderte, hacen lo contrario.

Pero es que nosotros mismos llegamos hasta aquí, hablamos de una nueva forma de dinero y sin embargo repetimos los errores del sistema tradicional.

No podemos seguir creyendo en cuentos, para que se avance hacia un sistema financiero mas justo que el actual, hay que actuar con claridad y responsabilidad.

La cuarta clave, que no la he olvidado, es quizás una de las piezas mas trascendentales de este cambio.

Las finanzas descentralizadas es un gigantesco paso hacia un sistema realmente equilibrado, inclusivo y justo. No lo matemos por nuestra propia miopía.

De Luna a Terra sin despertar, porque toca repensar como generar un ecosistema realmente sano y transparente.

Ubicarse claramente en donde estamos y expandir exponencialmente la educación y la formación financiera.

Es buen momento para una reflexión general, que considere que es lo que realmente buscan bitcoin y las criptomonedas.

Basta de clichés y lugares comunes, que solo terminaran por colocar un cerco regulatorio castrante y controlador.

De Luna a Terra sin despertar, porque el dinero digital del futuro está en juego.

Imagen congerdesign desde Pixabay