Aceptar las pérdidas en el trading: un proceso que requiere trabajo interno.

Share:
Indexes
  1. Recuerda:

Las pérdidas son asumidas por el trader como sinónimo de fracaso, duelen hasta el punto de buscar revertir la situación para sanar un dolor que en el momento parece sentirse en el pecho, duele la pérdida del dinero, pero quizás duele más el sentirse fracasado, es allí donde el ego hace de las suyas para llevar al trader a preguntarse una y otra vez si el trading es para él.

El ego desempeña un papel importante en la actuación irracional del trader, muestra las dos caras de la moneda, por un lado, la euforia de sentirse infalible y el por el otro lado, la miseria de sentirse fracasado.

El ego hace sentir al trader que es infalible, que tiene control absoluto de lo que sucederá en el futuro, busca perfección en su operativa, pues siempre tiene la razón, se siente con plena confianza para establecer pronósticos y predicciones con el 100% de certeza, porque cuenta con toda la información en su poder, entonces nada puede fallar, porque todo está a su favor.

El ego se apodera de la razón del trader, animándolo para que continúe adelante, porque es un experto en la materia, con la habilidad necesaria para manejar situaciones contrarias, pues sorteará cualquier revés, todo está a su favor, es solo cuestión de tiempo y todo volverá a retomar su sendero de rendimientos positivos, es un triunfador así que nada le impedirá su éxito.

La realidad es otra, la incertidumbre es el alma de los mercados financieros, oportunidades para todos y ventajas para ninguno, el futuro es incognoscible, es posible determinar las probabilidades de una operación, pero no es posible conocer el futuro con certeza.

Es imposible que un trader pueda manejar toda la información de los mercados financieros, este solo conoce una fracción, sin perder de vista que los millones de participantes son personas irracionales y pueden cambiar de opinión en cualquier momento.

La imposibilidad de poseer la certeza sobre lo que sucederá con una operación de trading es lo que se conoce como riesgo, y este al igual que la incertidumbre no puede ser eliminado, solo pueden ser aceptados.

Muchas veces las pérdidas se asocian a la incertidumbre, sin embargo, están asociadas con el riesgo, que no puede ser eliminado, pero si controlado, y la forma de controlarlo es estableciendo un plan de gestión de riesgo en la operativa.

Los mercados financieros pueden ser analizados para identificar la tendencia en la temporalidad a operar, con una mayor probabilidad de éxito, es allí donde el trader establece ciertas reglas para establecer límites en su operación, considerando que puede existir un margen de error en el análisis realizado previamente.

Estas reglas ponen límites a las operaciones, permiten al trader operar con una gestión de riesgo, determinando la cantidad que se permite perder sin poner en riesgo la cuenta, ajustando el volumen y el stop loss por operación.

Cumplir esas reglas es determinante en la operativa del trader, para ello es necesario que el trader comprenda que es humano, puede equivocarse y no es infalible, que puede en algún momento tener algún tipo de sesgo cognitivo que puede influir en su toma de decisión.

Una vez aceptado la condición de humano irracional y no infalible, entonces es necesario asumir la responsabilidad de sus acciones, asumir que es la única persona que puede pulsar el botón para comprar o vender.

Esto requiere un proceso interno, donde el trader, acepta que la disciplina es necesaria para poder cumplir cabalmente con las reglas, y apegarse a ellas requiere de autocontrol, asumiendo que nadie más puede ejercer ese papel.

Recuerda:

1. Busca eficacia no perfección, deja de luchar por tener el control y tener la razón, esa es una carga muy pesada.

2. Acepta la incertidumbre y controla el riesgo para proteger tu capital.

3. Identifica en el gráfico de tu análisis, cual es el punto que puede darte una señal que tienes un análisis errado o puede ser un concatenado, ubica allí el stop loss o corta rápido la perdida.

4. Acepta las pérdidas como parte del proceso, puedes equivocarte en un análisis, eres humano, recuerda que la gestión de riesgo protege tu cuenta de una ruina.

5. Si asumir una pérdida lo deja deprimido o con sensación de revancha, es una buena señal para que empiece a trabajar en conocerse, las pérdidas son parte del negocio del trading.

6.- Si no estás preparado para asumir una pérdida, es posible que entre en pánico y eso lo lleve a cometer una serie de errores que pondrá en riesgo la cuenta.

7. Mantenga presente la importancia de un volumen y stop loss ajustado al riesgo por operación (máximo 1 %) se requiere 100 operaciones negativas consecutivas para perder una cuenta.

8. Si al asumir una pérdida, llegan pensamientos recurrentes negativos entonces es momento de dejar de operar, tomate el tiempo para desconectarte, luego revisa el análisis y toma decisiones con la mente clara.

9. Acepta la responsabilidad de tus pérdidas, si no puedes soportar una pequeña perdida posiblemente eso te lleve a grandes pérdidas.

10. Si aún te cuesta aceptar la pérdida, recuerda que una operación negativa no te define, es el resultado de una operación que tiene un riesgo controlado.